El arte de comerse una polla

El arte de comerse una polla. Efectivamente, comer pollas no es fácil pero con práctica y algunos movimientos especiales se puede llegar a un nivel bastante interesante.