Cosas Molonas de JJ: BEATRICE DALLE

¡Hola amigos! Esta semana en CMDJJ vengo a hablaros de Beatrice Dalle, una chica francesa de barrio nacida en la desgracia de la pobreza y con la gracia de la belleza, además una fuerza y energía interior que le permitiría no solo protagonizar sino hacer suyas las que al menos para mi, representan la mejor película de los 80s y también una de las mejores de los 00s en Francia.

La primera película se trata de ’37 2 Le Matin’, interpretando el que seria su primer papel como Betty Blue. La película se convirtió en objeto de culto al instante y encumbró a Beatrice como la mujer mas sexy del momento en Europa. Y es que Jean-Jacques Beineix (director de la cinta) hizo lo único a lo que venia a ser llamado en esta vida, que era poner la belleza, el salvajismo y la pulsión de vida de Beatrice al servicio de una película que explica como los hombres solo empezamos a vivir de verdad cuando estamos entre la espada y la pared.

En este caso la pared representa donde quedan los sueños cuando hemos renunciado a ellos, y la espada es la irrupción de Betty. Lo sublime de lo salvaje.

Y bueno, como ocurre en muchas ocasiones, el fuego de una belleza sostenida en la virtud de la juventud se fue tornando en locura con el avance de la vejez. Y así, tras agredir a un periodista, casarse con un violador que conoció en prisión y comerse una oreja humana en un subidón de acido, consiguió recuperar el interés de buenos cineastas, teniendo su siguiente gran oportunidad con À l’intérieur (2009), donde le sacó partido a lo de estar colgada y se re-inventó en gran icono del cine de terror.

Os la recomiendo a tope a todos porque objetivamente se trata de una de las mejores películas de terror de todos los tiempos: Trata de una mujer embarazada (Beatrice) que aborta por culpa de otra mujer también encinta en un accidente de coche. Baby-boom. Entonces la primera se vuelve loca y decide que se va a colar en la casa de la otra para abrirla en canal y sacarle el bebe a la fuerza a ella también.

La película, con esta delicada premisa, termina por resultar sublime porque aún estando rodada de manera muy cruda (pero muy entretenida además de dirigida impecablemente) al mismo tiempo llega a un clímax terrorífico totalmente surrealista pero creíble dentro la locura que se apodera de esa casa. Literalmente no puedes creer que esté ocurriendo lo que ocurre. Yo lo flipé La hostia fina.

Espero que os gusten mucho y…¡Felices fiestas amigos!