Comparando estrellas

Las comparaciones son odiosas, y más cuando comparas estrellas porque al final terminas sintiéndote pequeño, minúsculo… No somos nada en la inmensidad del espacio.