CMdJJ: ANTS versus EVIL DEAD

Mientras los seres humanos asumimos que somos la especie más inteligente del planeta porque fabricamos iphones, otras especies menos chovinistas nos sacan siglos de ventaja. Las avispas, abejas y sobre todo las hormigas son especies tremendamente inteligentes… como ya sabemos gracias La 2. Pero es que resulta que no nos lo estaban contando todo. Un artículo publicado en la revista Frontiers in Psychology recoge el resultado de un estudio en el que los biólogos que lo firman fliparon que pero que te cagas. Puteo nivel Minority Report.

Documental con dos rombos.

Las hormigas, al igual que nosotros se organizan en ciudades con en ocasiones millones de habitantes, con sus guarderías, su ganado, sus autopistas, sistemas de ventilación… y con sus enfermedades.

Pero mientras nosotros nos cogemos como mucho un anisakis comiendo boquerones, las hormigas se cogen un Dicrocoelium dendriticum comiendo baba de caracol; que les flipa. Mi novia se la pone en la cara y las hormigas se la comen. Algo tendrá. Pues bueno, la hormiga al infectarse no muestra síntomas al principio. Hace su vida normal hasta que cae la noche y sus congéneres se meten en el hormiguero. Es entonces cuando la hormiga infectada se va a pasar la noche a la punta de una brizna de hierba. Luego, al amanecer vuelve en sí y sigue con su vida normal. Y así hasta que una vaca u oveja muerde la hierba y se la traga. Es entonces cuando el bicho que la había infectado llega al hígado de la vaca u oveja y pone sus huevos, que solo prosperan allí. Luego son cagados para infectar a caracoles que segregaran la baba que se comerán las hormigas que irán a dormir a puntas de briznas de hierba ¡empujadas por control mental!. Me imagino a la pobre hormiga de perfil meciéndose sobre la brizna de hierba con la luna detrás dibujando su silueta, impávida, lobotomizada.

Las hormigas habitan ciudades que para ellas son muy gustosas en las que pueden encontrar todos los bienes y servicios que necesitan; y atención: todas son funcionarias. De hecho todas votan a Podemos. 3 meses de duro trabajo en la que todas colaboran para tener unas merecidísimas vacaciones de 9 meses. Pero esa utópica, sostenible y plácida existencia no las libra de la zalamera Maculinea Rebeli. Esta retorcida oruga llega al hormiguero y con todo su papo convence a las hormigas de que la Reina es ella. Claro que convence a todas menos a la Reina de verdad que al ver entrar a la oruga en su cámara Real debe fliparlo de la hostia. ¿os imagináis a una hormiga obrera a su bola escuchando a Krafty Kuts en un walkman mientras de fondo la oruga Maculinea se traga a la Renia? Tipo Guardianes de la Galaxia.

Pero por si no estuvieran ya lo suficientemente jodidas en ese momento en el que tienen por Reina a una psicópata estéril, en ese momento podría aparecer la abeja Ichneumon eumerus. Por no llamarla hija de puta, ya que esta abeja llega al hormiguero y suelta una sustancia que consigue que las civilizadas y solidarias hormigas empiecen a matarse entre ellas y a ella no la tomen por intrusa. Y no es dinero. Así, consigue llegar al centro del hormiguero para atención: ¡comerse a la oruga zalamera!

Esta semana me despido con el tráiler de la nueva versión remasterizada de Ichi the Killer (2001), historia del Yakuza Masoquista firmada por Takashi Miike. Y recordad, que no os de pena usar insecticidas. A ellas no se la daríais.

¡Feliz viernes amigos!