Bonnie & Clyde

A simple vista puede parecer la escena de una película, pero no. Después de robar un coche y ser perseguidos por la policía, cuando vieron que no tenían escapatoria decidieron despedirse. “Serémos como Bonnie & Clyde… algún día”.