El agente no se lo pone fácil

Después de horas conduciendo el camión, lo que menos le apetecía era que la policia le pidiera los papeles y decidió darse a la fuga… Pero el agente no se lo iba a poner fácil.