Accidente en el parque de agua

Como en Indiana Jones en el templo maldito, cuando le perseguía esa bola perfecta tallada a mano por el mismísimo Barichara… Desesperación ante el gran impacto. OUCH!