Troleando a la muerte

angel-guarda Satán tenía reservado ese día para tí un billete directo al infierno, pero con lo que no contaba es que saliste de casa con el ángel de la guarda activado. Un compilatorio de esos que se ven con el culo apretado, pero tranquilo, todos tienen un inesperado final feliz. Troleando a la muerte: