Tras el huracán Irma

Afortunadamente el huracán Irma fue bajando de categoría poco a poco, pero aquí hay imágenes de lo fuerte que entró al Caribe, empezando por Puerto Rico, donde se lo comieron con velocidades de viento de casi 300 km/h. Así se vivió el huracán más grande que ha tenido el Atlántico.

Una idea estúpida, este reportero decide sentir la fuerza del huracán en sus propias carnes en directo…

Quieres ser algo más que un espectador en esta historia? – Cruz Roja