No es tu hora

No es tu hora Hay veces que no lo sabes, pero al salir de casa se te activa automáticamente el ‘ángel de la guarda’. De repente algo dentro de tí te empuja a moverte mientras dice: ‘..deja la valla y vete ya de ahí..’