Eructos extremos en público

Y en la aburrida monotonía el silencio se rompe, se rasquebraja!. No es el mensaje liberador que todos esperamos, pero bueno… hace gracia. Eructos extremos en público.