Drogado con sales de baño se come el correo del vecino

sales de bañoLos efectos de la droga conocida como ‘sales de baño’ son impredecibles. Hay a quien le da por comerle la cara al primero que se le cruce en su camino y a otros les da por comerse el correo del vecino. Lo único en común es que toda la mierda que almacenan en su cerebro sale fuera y las conversaciones que tienen son de lo más entretenido. Atención a las palabras del mago Merlín:

sales de baño

(*) Idea: Un reality tipo ‘Gran Hermano’ con ingesta por sorpresa de sales de baño. Sería un algo digno de ver, 15 personas con pocas luces encerradas en una casa interactuando entre ellas desnudas, con diálogos surrealistas y terminando a bocados entre ellos.