Cuando suena tu canción favorita

Sales a la calle, llevas los auriculares para desconectar un poco de la contaminación acústica que te rodea y de repente… suena tu canción favorita. Piensas que entonas a la perfección, pero esta es la verdad.