Cómo concentrarse en la biblioteca

estudiando-biblio

Todo el mundo sabe que no es fácil concentrarse en la biblioteca cuando una tía buena se sienta enfrente tuya. Empiezan las miraditas furtivas y ya estás más pendiente del panorama que de estudiar.

Esa es la idea que han tomado para promocionar una bebida para concentrarse: una chica sexy y un estudiante (el gancho) capaz de no sucumbir a sus encantos, mientras el resto de estudiantes (las víctimas) de la biblioteca se quedan atónitos ante lo que están viendo.