Beber una cerveza colocada en la cabeza sin tocarla

Beber una cerveza Antes de la cena, su padre de 60 años le hizo una apuesta. Dijo que era capaz de ponerse una cerveza en la cabeza en equilibrio y bebérsela sin tocarla con los brazos o las manos. ¿ Logró superar el reto ?

Moraleja: No hay que subestimar las clases de yoga. Más flexibilidad y coordinación que gente con la mitad de edad.